Sistema de gestión educativa

CIAC

El mundo está repleto de desafíos y oportunidades de una amplitud inimaginable. Resulta inconcebible que hoy día un estudiante todavía esté limitado por un currículum o un plan de estudios rígido. En cambio, un enfoque más ágil y receptivo en la toma de decisiones permite optimizar las oportunidades educativas de los estudiantes individuales.

Con el Centro de Desarrollo Integral Amún Shéa iniciamos un programa de aprendizaje hace nueve años en las montañas de norte de Morazán. Desde el principio la meta era convertir la educación en una herramienta relevante y efectiva para mejorar el bienestar individual y colectivo.

Estos nueve años han estado repletos de retos formidables, descubrimientos inesperados y resultados gratificantes. Tres son las preguntas que nos hacen a menudo: cuál es el currículum que utilizamos, cuál es nuestra metodología, y dónde se forman nuestros docentes.

Podríamos decir que no importan ni el currículum, ni la metodología y tampoco de dónde viene el docente, pero sería un tanto cortante. Lo que queremos enfatizar es que lo más importante es el objetivo del programa. Lo demás son tan solo medios para alcanzar la meta. Si nos enfocáramos en ellos, correríamos el riesgo de solo reemplazar los medios rígidos tradicionales por otros que se terminarían volviendo igual de rígidos y de contraproducentes en el mediano o largo plazo.

En Amún Shéa, nuestro objetivo es crear habilidades de vida y conciencia situacional enfocada. Nuestro protocolo opera en cinco pasos:

  1. Investigación
  2. Invención
  3. Cooperación
  4. Creación y
  5. Publicación

a través de un sistema de gestión educativa, que:

  1. Dé responsabilidad y autoridad;
  2. Utilice información y herramientas disponibles y cambiantes;
  3. Ponga énfasis en los resultados;
  4. Construya redes estratégicas para fortalecer nuestro programa y;
  5. Cree conciencia situacional.

Medimos el éxito por el impacto: el impacto que nuestros estudiantes tienen en sus familias y comunidades, pero sobretodo en ellos mismos. Medimos el éxito en nuestros estudiantes por la soltura, la confianza, la solidaridad y la capacidad para construir soluciones.

El mundo de hoy no solo es diverso en cuanto a oportunidades, sino también se caracteriza por la velocidad de los cambios en la información y en su aplicación. Un ejemplo formidable de ello es la reciente y célebre elección presidencial en los Estados Unidos. El ganador y actual presidente Donald Trump contrató a Cambridge Analytica, una empresa especialista en psicometría, para diseñar su campaña digital. La psicometría se centra en medir rasgos psicológicos como la personalidad a fin de construir mensajes según estos rasgos. Hillary Clinton, por otro lado, confiaba en el apoyo de Google, Facebook, Twitter y otras plataformas digitales tradicionales, debido al éxito experimentado por el primer “presidente de redes sociales”, Barack Obama. Ya conocemos el resultado, pero lo que tenemos que tomar en cuenta es que acabamos de referirnos a Google, Facebook y Twitter como medios tradicionales y prácticamente anticuados. La lección para nosotros es que mientras nuestras escuelas están patinando en la edad del “contenido”, ya pasó la etapa de los“procesos” y ha llegado la actualidad del “pensamiento.” ¿Quién sabe qué nos trae el día de mañana?

La pregunta del millón, entonces, es cuál es el currículum y la metodología y quién es el docente que nos puede mantener al día con esta velocidad de cambio. Podemos inferir que todo enfoque de contenido está condenado a formar parte de una memoria histórica. La etapa del “contenido” finalizó hace tiempo.

Por ello, necesitamos un norte, un objetivo claro pero con suficiente distancia en el horizonte para orientarnos sin encerrarnos. Las habilidades requeridas para la vida actual incluyen conocimientos duros, pero con flexibilidad y agilidad, y sobre todo con una lectura situacional constante.

Los retos son enormes. La tradición, las expectativas de los padres de familia y la burocracia institucional representan filtros que, de una manera u otra, nos aterrizan de nuevo en la realidad. No son del todo negativos, ya que se trata de la preparación de nuestros hijos e hijas y esto exige responsabilidad.

Sin embargo, debemos reconocer que el mayor reto es nuestro propio miedo de tomar la responsabilidad. Iniciar un cambio es un gran paso, y siempre implica enfrentar crítica y oposición. Todo proyecto de innovación real ha pasado por eso, ninguno entra con desfile, fiesta y pompa, sino solo, con miedo y a la defensiva. Es curioso pensar que el método tradicional fue toda una innovación en su momento y pasó por este mismo camino.

Es sumamente importante que entendamos lo dinámico de la situación y que la respuesta no reside en levantar otra “vaca sagrada” para reemplazar la ya pasada de moda, sino más bien en desarrollar un protocolo aplicable para navegar en ella.

La conciencia situacional no solo responde al entorno exterior, sino también efectúa ajustes fluidos al interior del programa y en el desarrollo del mismo protocolo.

Por ejemplo, acabo de darme cuenta de que mientras una persona habla a una velocidad de 150 palabras por minuto, la comprensión funciona a 400 palabras por minuto y los pensamientos de los oyentes corren de mil a tres mil palabras por minuto.  De repente entiendo la razón que explica la distracción de los estudiantes en clase; a partir de ello estamos haciendo los ajustes correspondientes.  

Así, confío en que los treinta mil pensamientos provocados por estas dos páginas, habrán despertado su imaginación y contribuido a su conciencia situacional. Es hora de cambiar la institucionalidad rígida por un sistema de gestión educativo ágil y eficaz.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s